diumenge, 14 de juliol de 2013

(DOMINGO)

"Resumen final:
  1. entender la presencia digital como una dimensión más de la misma realidad vital. No tiene que haber dos vidas, dos realidades. Es una sola que se hibrida y retroalimenta de ambas. Actuemos en coherencia y consecuencia.
  2. tratar cualquier follower, following o usuario online como si fuera el único con quien se relacionara.
  3. aplicar en todo momento un sentido común muy humano, con un plus correctivo de amabilidad, para ganar a la frialdad una herramienta textual.
  4. mantener siempre un trato exquisito en cualquier publicación (sean tuits favorables o contrarios a nuestros intereses), ya que estamos poniendo algo por escrito, público y accesible para cualquiera, por un tiempo indefinido.
  5. ser fiel a la personalidad propia (de la marca), publicando actualizaciones sinceras, sin alejarse de la realidad auténtica que da fuerza y credibilidad al perfil.
  6. redactar tuits como si fuesen posts, siendo siempre consciente de que un tuit es palabra escrita, y debe tratarse como tal. Ser cuidadoso y conocedor de que va a afectar nuestra reputación, tanto para bien como para mal.
  7. tratar las informaciones privadas como si fueran a ser públicas. Nunca se sabe qué errores (propios o ajenos) pueden suceder.
  8. coherencia con la idiosincracia y las normas implícitas del medio en el que nos relacionemos, respetando costumbres y leyes no-escritas para ser aceptados por quienes queramos dirigirnos."
Twitter En una semana. Francesc Grau.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada