divendres, 13 de desembre de 2013

FRAGMENT

"...supo que en algún punto había comenzado a jugar un juego consigo mismo, uno muy antiguo que no tenía nombre: un solitario final. Ya no llevaba armas, ni tomaba ya las precauciones básicas. Se encargaba de los negocios más rápidos y dudosos de la calle, y se decía que era capaz de conseguir lo que uno quisiera. Una parte de él sabía que el arco de autodestrucción era notoriamente obvio para sus clientes, cada vez más escasos; pero esa misma parte se tranquilizaba diciéndose que era sólo cuestión de tiempo..."
Neuromante. William Gibson.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada