dissabte, 6 de juliol de 2013

.

"...El 11 de septiembre de 2001 noté que un periodista que se había presentado al mediodía en el estudio unas horas más tarde, le había crecido un poco la barba. Nunca había visto algo así. Esa experiencia me hizo comprobar lo excepcional de la situación, con mayor contundencia que las afirmaciones de que ya nada volvería a ser como antes. Que a una persona le crezca la barba durante la emisión de un noticiario es tan aterrador como que la barba siga creciendo después de la muerte..."
Diario de guerra. Harun Farocki.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada